Dime cómo juegas y te diré quién eres: 11. Los técnicos sobre los técnicos

“Ya no existen el menottismo y el bilardismo. Fueron influyentes, dejaron una huella, el periodismo contribuyó defendiendo ambas escuelas y se instaló la gran división. Nunca pudimos aprovechar todo lo bueno de ambos. Hubiese sido interesante una discusión futbolística entre ellos para que enriquecieran más al fútbol argentino. Hoy es otra historia, hasta el reglamento cambió desde que ellos dejaron de dirigir”.
Bauza

“En nuestro país, la exigencia de calidad está mal vista. Al profesor que es exigente en el colegio le dicen fascista. Al que pide que se escriba bien, antiguo. Nuestras virtudes son el optimismo, la adaptación y el ingenio cuando los escenarios no son favorables. Otra característica es atar con alambre. Pero se puede atar bien con alambre. Yo quiero conmigo gente rompe pelotas”.
Velasco

“Tengo bien claro lo que necesité para llegar al lugar al que llegué. Y siempre vuelvo al pasado. Trato de no perder eso que fue mi esencia. Cuando me falten los sueños, no tendré ninguna otra expectativa para dirigir”.
Sampaoli

“Los entrenadores tenemos que estar adelantados. Eso es lo difícil de nuestro trabajo y también el gran desafío. El que lo hace es el que saca diferencia. Riquelme ganaba un tiempo porque tenía la decisión tomada antes de recibir. Los técnicos también tenemos que ver las cosas antes. Y además ganarle al otro entrenador, que también quiere anticiparse”.
Retegui

“Negocio cada vez más. Cuando somos jóvenes, queremos parecer inflexibles para demostrar autoridad. Y la flexibilidad es una virtud”.
Pochettino

“Nosotros estamos para respetar lo que firmamos. No podemos renunciar cuando nos llaman de otro lado. Así como pedimos que cumplan con nosotros, debemos cumplir. Tenemos que soportar el hostigamiento que puede surgir y terminar el desafío que asumimos. El técnico se forma en el éxito y sobre todo en la adversidad. Nos terminamos de formar lidiando con la presión y con situaciones complicadas. El éxito es efímero y el crecimiento se da en lo negativo. No podemos dejarnos influenciar por los elogios ni por los palos. Los dos son desmedidos”.
Gareca

“Mostaza Merlo me dijo que los técnicos tenemos que tener cuero de chancho. Algunos no lo logramos nunca. A mí me gusta trazarme metas y cuando ya no las tengo o veo que no las puedo cumplir, me voy”.
Borghi

“Sueño con que todo sea de otra manera. Pero entiendo lo que provoca el fútbol en el hincha. La pasión y la representación llevan a la locura. Mis hijos viven el fútbol como hinchas y cuando reaccionan de una determinada manera, condicionados por esa pasión, se los marco. Les digo que podrían estar en el lugar de esos jugadores o que podrían ser sus familiares. El límite es el agravio, que viene de la mala educación. Tengo claras las reglas del juego. La locura del fútbol argentino no tiene arreglo. Hay que convivir, estar dispuesto a pasarla bien por momentos y mal en otros. Y hay que apuntar a aislarse del circo”.
Bassedas

“El disfrute en el fútbol dura una noche. Al día siguiente ya estamos pensando en lo que viene. Yo me reconozco muy obsesivo. Y el fútbol me saca felicidad. Es contradictorio: lo que nos apasiona y amamos puede ser lo que nos saque alegría. Así como me causa placer que mi equipo ejecute lo que entrenamos, no puedo digerir la derrota. Y es difícil disfrutar los éxitos en el momento”.
Kudelka

“Es muy difícil sostener una idea si el domingo te jugás el puesto por un resultado. Es lo que nos hizo creer el sistema. Creo que los técnicos ya no podemos hacer nada para cambiar esto”.
Osella

“Los técnicos se van no porque los echen sino porque no aguantan más. Si no llega ahora el momento de reflexión, ¿cuándo?”.
Almeyda